Menú

Madrid, ciudad nocturna y bohemia

Madrid, ciudad nocturna y bohemia

Conocida como la ciudad que no duerme, Madrid es un lugar que ofrece a sus visitantes un sinfín de alternativas para realizar turismo nocturno donde la bohemia, el baile, los brindis, además de la historia y cultura son parte del tour que todo viajero debe realizar si adquiere un billete de avión rumbo a ese destino.

Historia iluminada

Si ya son impresionantes durante el día sus recintos arquitectónicos y tradicionales, la mirada se transforma y las imágenes se tornan inolvidables si se hace un recorrido nocturno por ellos.

Lugares emblemáticos como el Barrio de la Morería, la Plaza Mayor, la Fuente de Cibeles, la Plaza de la Villa, el Parque del Oeste, la Plaza de Oriente así como la Madrid moderna con su Zona financiera, el Estadio Santiago Bernabéu y sus grandes avenidas, apreciadas de noche sí que son un espectáculo digno de ser apreciado. Para ello el turista encontrará tours guiados en buses especiales para este tipo de recorridos.

 

Tras las luces de la ciudad

La Plaza Callao situada justo en medio de la Gran Vía, es uno de esos sitios en los que se suele ir para tomar algo, ir al cine o al teatro.

Pero si de compras se trata, inevitable es hacer una parada por la Calle Fuencarral la cual reúne una serie de tiendas dedicadas a los "fashion victims". Otra opción es el Mercado de Fuencarral, formado por una veintena de pequeñas tiendas con ropa muy variada, lo cual hace valer la pena buscar un vuelo económico y así enrumbar con los ahorros tras aquella prenda deseada.

La Calle Preciados es la calle del comercio madrileño por excelencia; siendo una de las más transitadas de todo Madrid. Los comercios que hay en ella son interminables y tal es la cantidad de gente que pasa por allí tanto de día como de noche que sus luces parecen nunca apagarse.

 

En España es común ver a la gente tomando una copa, conversando y riendo en los bares desde las diez de la noche hasta altas horas de la madrugada. Y si la movida es madrileña, mejor aún. Además, en primavera y verano –gracias a las temperaturas– casi todos los locales tienen una terraza para beber algo en el exterior. Uno de estos puntos de encuentro es El Diego, que lleva 22 años sirviendo los mejores cocteles en Madrid.

“Ir de tapas” es sin duda una de las costumbres que más gustará de Madrid. Y es que no sólo es tomar de bar en bar una cerveza y comer pequeñas porciones de platos típicos. También es descubrir el sinnúmero de locales repletos de gente y el buen ambiente. Después de ir de tapas el turista sin duda estará muy animado para salir a bailar.

 

Y en Madrid sí que hay locales para todos los gustos, desde música en vivo donde escuchar a cantautores, rock, jazz o a los tablaos flamencos. Y a la hora de bailar, sean cuales sean las preferencias o la edad del visitante, las opciones son variadas: desde estilo alternativo, música rock, punk; otros más modernos para lucir sus mejores galas; de música electrónica para bailar y de ambiente más relajado tan solo para conversar.

 

En simples palabras no hay que dejar de vivir esta excitante experiencia, la cual es posible abordando vuelos a Madrid desde cualquier punto del mundo y que mejor con pasajes aéreos de empresas como Taca y Lan, quienes ofrecen un placentero viaje.

Los consejos y sugerencias en el articulo y artículos relacionados son auxiliares para propósitos de información y no deberían considerarse como base para ningún reclamo contra eDestinos.com.

¿Interesante, pero deseas más información?
Gracias por tu ayuda

Tu comentario nos ayudará a crear artículos mejores y más relevantes

Tu sugerencia no pudo ser enviada, por favor intenta más tarde

Enviar de nuevo Intenta más tarde